La Hermandad del Rocío de Aznalcázar consagra al culto como titular, una imagen de la Virgen del Rocío tallada por D. Ignacio Mora Colchero.

Dicha imagen recibe cultos en la Iglesia Parroquial de San Pablo (sede canónica de nuestra Hermandad) y presidiendo el altar del Sagrario.

La imagen de la Virgen es una adaptación de una imagen de madera tallada en la advocación de Nuestra Señora de las Lágrimas, que ardió en 1932, cuando la Iglesia Parroquial de San Pablo fue pasto de las llamas.

Como dato curioso,  las primeras Reglas de la Hermandad de Aznalcázar exigían en uno de sus artículos, el traslado de su imagen de la Virgen del Rocío hasta Villamanrique, en donde queda depositada en la Iglesia parroquial hasta la vuelta de las carretas. Esto se llevó por primera vez a cabo en la Romería de 1966, siendo Hermano Mayor  D. Mariano Sánchez Bernal.

Anuncios