Desde la mayordomía y la secretaría de la Hermandad, se pretende simplificar al máximo el cobro de la cuota de hermanos, por lo que entendemos que para mayor comodidad tanto de los hermanos como de la Hermandad, la mejor opción es la domiciliación de dichas cuotas.

Para todos los nuevos hermanos es una opción imprescindible adjuntar junto con solicitud de admisión, el documento de domiciliación de cuotas.

Rogamos que todo aquel hermano que lo desee nos haga llegar este documento con la debida autorización para proceder al cobro bancario.

Descarga Domiciliación Bancaria

(Pulsar sobre el enlace para ir al documento)

Anuncios